La Consejería de Familia ofrece información y asesoramiento para mujeres ante embarazos no deseados

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ofrece, a través de la asociación Red Madre, un programa de apoyo para la atención a mujeres ante embarazos no deseados. La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás, y la presidenta de la asociación Red Madre, María Jesús Romero, firmaron ayer la prórroga del convenio, suscrito desde 2016, para el apoyo socio-laboral a mujeres embarazadas.

El pasado año fueron atendidas en el marco de este acuerdo 66 mujeres, 44 de ellas nuevas usuarias y 22 ya lo eran en años anteriores. A través de carteles y folletos en centros sanitarios, sociales y educativos no universitarios, se ofrece información tanto sanitaria como social a la ciudadanía en general y a las mujeres embarazadas. La aportación de la Comunidad al convenio es de 7.500 euros.

La colaboración con Red Madre también incluye la redacción de un estudio de necesidades para la prevención y atención de embarazos no deseados y la puesta en marcha de un Punto de Atención a mujeres embarazadas en dificultad o conflicto social. Violante Tomás también adelantó la próxima elaboración una guía de recursos para la atención de mujeres gestantes en conflicto y o situación de dificultad social.

El perfil de madres que piden apoyo psicológico, médico, legal y material ante un embarazo inesperado es el de una mujer española (52 por ciento de los casos), de entre 20 y 30 años (47 por ciento), sin apoyo de la pareja (65 por ciento) y sin empleo (83 por ciento).

El 38 por ciento de los embarazos que se dan en todo el mundo son no deseados, el 21 por ciento de ellos en adolescentes. La Consejería también ha puesto en marcha este año una campaña de sensibilización para prevenir los embarazos no deseados entre los más jóvenes. Con mensajes como ‘En la vida hay un momento para todo’ y ‘El embarazo no deseado puede cambiar tus planes’, se pretende concienciar sobre la necesidad de escoger el momento adecuado para la maternidad y paternidad responsable.

También obedece a razones de salud, ya que el embarazo entre los 15 y 19 años de edad es clasificado como de alto riesgo por las complicaciones que conlleva en la salud de la madre y el bebé.

Click para ampliar
.

Los comentarios están cerrados.